“La preparación de las selecciones de Pelota avanzó veinte años en pocos meses”

Carlos Gutiérrez y Luciano Robledo, titulares de Kynesys.

Carlos Martín Gutiérrez, titular de Kynesys, la empresa de kinesiología que colabora con la CAP desde febrero, cuenta cómo ha sido la experiencia de trabajar con el proceso de selecciones nacionales de Pelota que comenzó este año. Afirma que la experiencia marcó un punto de inflexión para la empresa, que desde hace veinte años está en el mercado de la salud.

ENTREVISTA: EDUARDO BARRAZA

–¿Cómo llegó Kynesys a trabajar con la CAP?
–Habíamos tenido un primer acercamiento con la Confederación el año pasado. Les ofrecimos nuestros servicios al presidente anterior pero no hubo interés de parte de ellos. Luego, en febrero de este año, lo encontré a Ricardo Bizzozero en el Club Belgrano, del que ambos somos socios, y ahí él me comentó que había asumido la presidencia de la CAP y que le interesaba el proyecto de colaboración que habíamos propuesto en 2018. Empezamos a trabajar en febrero de este año. Los primeros meses no sabíamos bien cómo era el proceso, porque nunca habíamos trabajado en uno de selección. Distribuimos los kinesiólogos que tenemos para trabajar y montar un consultorio en el Cenard donde atendimos a los jugadores en los entrenamientos, que son cada quince días. También hemos llevado un kinesiólogo al Club Belgrano, donde entrena la selección de goma en trinquete, y al Club Gure Echea, donde entrena el equipo de share.

–¿En qué han trabajado puntualmente estos meses con la Selección?
–Lo primero hicimos fue una evaluación previa de todos los seleccionados, para ver no solo la parte atlética, de lo que se ocupa principalmente el preparador físico, sino de cuestiones que tienen que ver con el cuerpo en general, como elongación, estiramiento, y saber cómo venían ejercitándose, qué es lo hacían previo a cada entrenamiento, a cada competencia. Nos encontramos con algunos chicos que eran muy profesionales, que tenían una rutina de elongación y trabajo previo, y había otros que no. Entonces comenzamos por armarles una rutina para empezar estirando en los entrenamientos. Luego fuimos aplicando RPG (reeducación postural global), una técnica distinta a la kinesiología que trabaja sobre cadenas musculares completas y sobre reeducación y estiramiento. En paralelo a esto hemos asistido en la parte kinésica al todo el plantel. También hemos dado charlas a los jugadores y nos interiorizamos de lo personal, para saber cómo estaban y para ayudarlos.

Quiero agradecer muy especialmente la confianza que nos brindaron las autoridades de la CAP, especialmente el presidente Bizzozero y el vicepresidente Plasencia. Confiarnos a su selección para prepararlos para los eventos deportivos de este año es algo extraordinario para nosotros.
–Carlos Martín Gutiérrez (Kynesys)

–¿Es la primera experiencia de Kynesys con deportistas?
–Mi socio Luciano Robledo había colaborado con algunas deportistas, pero no con una selección. Y menos con un proceso, porque no es lo mismo trabajar con una selección que ya está conformada que trabajar con un ciclo que comienza, donde hay una etapa de preselección, con el stress que eso conlleva, con toda esa cosa de competencia extra.

–¿Están satisfechos con lo realizado hasta ahora?
–Estamos superfelices, nos encantó. Sobre todo nos enriqueció mucho, le dio un giro a la empresa nuestra en el aspecto deportivo, que es lo que veníamos buscando. Hay mucho feedback con los jugadores, también con los entrenadores y otro poco con la dirigencia. La verdad que con Ricardo Bizzozero, Marcelo Plasencia y Luis Arduino hemos tenido siempre todo a disposición, todo. No solo por nosotros, sino para que podamos brindarle lo mejor a los jugadores. La diferencia no la notamos nosotros en Kynesys, porque no hemos estado con las gestiones anteriores de la CAP, pero sí los jugadores, que nos cuentan que es un cambio muy sustancial respecto a ciclos anteriores. Esto de incorporar kinesiología, como también un nutricionista, fue muy importante. Lo mismo el nombramiento de Mauricio Barrios, el preparador físico. Todo esto se combinó produciendo una profesionalización. Da la impresión que se avanzaron veinte o treinta años en pocos meses.

–¿Cómo se han tomado los jugadores su trabajo?
–La recepción de ellos ha sido muy positiva. Hemos recibido sus comentarios, sus impresiones, en algunos casos más que en otros por cuestiones de afinidad, pero todos están muy contentos. También ocurrió que a partir de marzo, como eran muchos los jugadores que teníamos que atender, convocamos a un profesor de masaje deportivo de la Asociación Argentina de Masajistas, que viene con egresados del curso a hacer prácticas. Los jugadores estaban en otro planeta, porque no solo tenían kinesiología y masajes precompetitivos, sino también masajes de relajación para cuando terminaban. No podían creer la diferencia del proceso de selección del año anterior a este. Son cosas que además no tienen costo, porque el profesor de masaje deportivo se beneficia de que los alumnos que terminan con él están atendiendo a deportistas de selección que van a disputar los Juegos Panamericanos. Hay una retroalimentación que tenemos todos que es espectacular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here