Facundo Andreasen: «Intuí que podía ser mi año porque jugué con los dos mejores compañeros»

Entrevista: Eduardo Barraza

Facundo Andreasen nos recibe sonriente en su casa en Pilar, se enganchó con la idea de la entrevista y, desde luego, se siente orgulloso y agradecido a sus compañeros por la campaña realizada en este 2018 en la que arrasó con todos los títulos: campeón Metropolitano, de la Provincia de Buenos Aires, del Argentino de Frontón, del Argentino de Trinquete, de los Juegos Odesur y del Mundial de Pelota.

El crack pelotari nos esperó con los premios más importantes de su carrera prolijamente colocados en la mesa del living: las medallas de campeón mundial, panamericano, sudamericano, los Olimpia y los Jorge Newbery. Todos los demás trofeos están en la casa familiar, en Vicente López. Ahí empieza la charla, que duró casi una hora.

–¿Qué sensaciones te dejó este 2018 repleto de éxitos?
–Intuí que podía pasar esto a principio de año, cuando arreglé con los clubes, con Ferro para el Metropolitano y con Lezama para el Provincial. Sabiendo los torneos que había, presentí que podía ser mi mejor temporada, sobre todo porque me tocó jugar con los dos mejores compañeros: Alfredo Villegas y mi hermano Santiago. Me parece que los agarré en el mejor momento. El Puli mantuvo su nivel extraordinario de hace ya un tiempo, y Santi explotó este año, cambió el chip: tiene mucha confianza, mentalidad y sabe que puede ser el mejor. Yo me sentí muy cómodo con ambos. Y bueno, conociendo que en los Juegos Odesur había paleta, que estaba el Mundial… Sabía que este año podía haber cosas buenas, que dependía de mí mantener la concentración de principio a fin, porque pelear en todos los frentes es muy cansador, en un momento la cabeza empieza a fallar. Es duro no poder meterse en la cancha relajado y decir «voy a jugar, a disfrutar». Me ha pasado de estar agotado mentalmente pero ahí es cuando aparece la cuestión del equipo, cuando aflojé un poco Santi y el Puli me sostuvieron, lo mismo yo los ayudé a levantar cuando estaban bajos. Porque todos lo deportistas tenemos altas y bajas.

–¿Cómo es jugar de compañero con Alfredo y con Santiago?
–Este año tuve más partidos con Alfredo, el Puli, y eso te lleva a que te vayas entendiendo más. Tienen los dos un potencial bárbaro, para mí son los mejores, con una leve ventaja sobre el resto por un tema físico y de juego, tienen un plus. La diferencia entre ambos es que Alfredo es más constante, más máquina, juega los partidos con todas las pilas, con una mentalidad muy ganadora. Esto no significa que Santiago no la tenga, pero lo que me sorprende de Alfredo es que hay partidos en los que no tiene errores, de principio a fin. Es muy fuerte de la cabeza. Si se tiene que bancar un partido de dos horas lo hace sin problemas. Santi es muy parecido a Alfredo, pero un poco más vistoso, más espectacular. Puede ganar 5 o 6 tiros con efecto por partido. Hay veces que gana solo, sin necesidad que el delantero tenga que buscar el tanto. En esos días yo «cuido mi quintita», hago un juego más defensivo y él define. Y el día que no está fino tiene la capacidad para hacerse peón.

Facundo con Fernando Berón (izq.), compañero con el que ganó la reciente edición de la Copa Ciudad de Ramallo.

–¿Tuviste alguna lesión importante en el año?
–El 31 de agosto, en una fecha de Provincial en Tandil me quedé duro de la espalda. Había manejado hasta Mar del Plata, jugué más de dos horas en una exhibición, dormí poco y al día siguiente a la mañana ya estaba dentro de la cancha en Tandil y ahí me pasó. Fue algo acumulativo, una sobrecarga. Estuve una semana sin jugar y luego me repuse.

–¿Cómo cuidás el físico?
–El descanso es importante, pero a veces se me hace difícil porque yo además de pelotari soy personal trainer y tengo algunos alumnos para entrenar a las siete de la mañana. Y muchas veces regreso de los partidos a la una y media, dos de la mañana, así que siempre trato de descansar por las tardes. Otras veces, cuando tengo seguidillas de partidos lo que hago es no entrenarme en el gimnasio y descansar. Me alimento bien y no hago salidas nocturnas, porque el cuerpo y la mente te piden descansar.

Pienso que los jugadores tenemos que brindarnos más por los hinchas, hacerlos partícipes, porque son los que nos van a ver CADA fin de semana.

–El calendario es muy exigente…
–Sí, pienso que los jugadores tendríamos que dar nuestra voz sobre el tema de los calendarios, para no jugar tanto, porque a este nivel es muy peligroso por las lesiones. Estamos jugando con fuego, casi todos hemos padecido alguna: (Javier) Nicosía estuvo desgarrado, Sebastián (Andreasen) sufrió con el hombro, Santi (Andreasen) con la muñeca. De nuestro lado, a veces tendríamos que decir que no y no presentarnos en alguna exhibición. Pero bueno, es un tema de trabajo, nosotros vivimos de esto y cobramos por jugar en los torneos y exhibiciones. Hace poco tuve que suspender una en Leandro Alem, en la provincia (NdlR: a 300km de Capital). Venía de seis días seguidos jugando y el gemelo no me daba más, por suerte pudo reemplazarme Santi, pero no le queremos fallar a la gente.

–¿Ya tenés planificado el 2019?
–Tengo dos presentaciones para finales de febrero. Después de fin de año comienzo con la pretemporada, pero sin jugar. Yo nunca jugué en enero, pero este año vamos a romper la regla porque el 18, 19 y 20 de enero hay entrenamiento de la Selección y tendré que jugar. Ya tengo acordado que seguiré en Ferro en 2019 en el Metropolitano, pero con Santiago de zaguero en lugar de Alfredo, quien jugará para Ferro «B» con Sebastián, mi hermano mayor. Un enroque. En el Provincial cambiaré de posición, de club y de compañero: jugaré atrás, con Gastón Inchausti para Ferro de Tandil. Mis hermanos Sebastián y Santiago serán la dupla de Independiente de Lezama.

Facundo Andreasen posa con los trofeos, medallas y estatuillas más importantes de su carrera, los que atesora en su casa. A poco de cumplir 26 años, está en la cima de su carrera.

–¿En la Selección vas a seguir en paleta goma trinquete?
–Vamos a ver en qué especialidad. Sería bueno hablar con el cuerpo técnico y la dirigencia para expresar nuestras opiniones, porque sucede que en ocasiones los jugadores no queremos jugar determinadas especialidades o modalidades, y me parece que hay que respetar eso. Nuestro deporte tiene muchas variantes y hay becas, premios y oportunidades según los calendarios internacionales.

–Ya tuvieron un encuentro con el nuevo staff del Seleccionado, ¿cómo fue?
–Por ahora solo nos presentamos con los entrenadores y los directivos. A los entrenadores los conocemos más, porque sigue Eduardo (Ross) como técnico en goma trinquete, ahora está Gabriel (Villegas) en cuero trinquete, que es jugador y colega, (Javier) Nicosía en goma frontón, que también sigue siendo colega. A Guillermo Filippo, el DTN, lo conozco bien, cuando yo jugaba en segunda -que en ese momento era la tercera categoría- fue el primer jugador de primera que me llamó para entrenar en su club. Yo tenía 13 o 14 años y nunca me voy a olvidar de eso. Me llevo muy bien con él, aunque no hablamos con mucha frecuencia.

–¿Es cierto que en abierta no querés jugar más de delantero?
–Depende de qué cancha, de las dimensiones, si es rápida o lenta. En la de Ramallo, por ejemplo, prefiero ir de zaguero porque no me sentí cómodo jugando adelante. De 10 partidos había ganado solo uno en todas las veces que competí en la Copa Ciudad de Ramallo. Y no fue por mis compañeros, sino por mí, porque no pude sacar provecho de mi juego, y sabía que atrás podía hacerlo mejor. Al cambiar de puesto me fue mejor, llegué a las últimas tres finales, perdí dos y esta última por suerte pudimos ganar con Fernando (Berón).

–¿Alguna vez practicaste jugar por abajo de las piernas o con las manos atadas con hacían los monstruos de la paleta?
–Hace poco fuimos con Santi a Independiente de Lezama y jugamos con los socios, lo hicimos con los dos reveses (de derecha y de zurda) y yo lo hice por abajo de las piernas, pero ni se compara con lo que hacía Eduardo, eso era increíble. El otro día también se lo ví hacer a Marcelo Franco y me impresionó. Tengo ganas de hacer exhibiciones así desafiando a parejas de primera B, porque es muy atractivo para ver.

–¿Qué cosas te gustaría mejorar en la pelota argentina?
–Le daría más participación al público en las exhibiciones, como se hace en el pádel. Por ejemplo, antes del desafío principal, hacer un partido mañados contra la gente del club local. Tenemos que brindarnos más por los hinchas, hacerlos partícipes, porque son los que nos van a ver los fines de semana. Hay detalles, por ejemplo, que suman, como quedarse a cenar en los lugares donde jugamos. Y algo primordial sería dar más clínicas a cargo de los jugadores de elite, tenemos que enfocarnos en el semillero, en formar nuevos talentos.

***

30-12-2018

2 Comentarios

  1. MUY BUENA NOTA,ME GUSTAN MUCHO LAS NUEVAS HORNADAS DE JUGADORES JOVENES,YO SOY UN BETERANO QUE VIO JUGAR A LAS FIGURAS DE TIEMPOS PASADOS,COMO EL MANCO DE TEODOLINA,NESTOR DELGUI(EL MEJOR REVES DE ZURDA DEL MUNDO)LOS HERMANOS OLITE,AARON SHETER,LOS PIBES DE CHACABUCO(HNOS.ROOS),IZCURDIA,DELLACASAGRANDES Y MUCHOS MAS QUE NO ME ACUERDO DE LOS NOMBRES ……FELICITACIONES Y EXITOS…….VIVA LA PALETA……….GRAN ABRAZO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here